El viejo y el mar – Ernest Hemingway

Juan Ramón Saravia escribe:

«El viejo y el mar es una obra de madurez. Si a mí me preguntaran por qué esta novela tiene tanta vida, respondería que todo libro que nace de las entrañas de los pueblos está destinado a ser dignificado por la humanidad.

»Más allá de los supuestos facilismos estructurales de esta novela, se encuentran los valores eternos de los humanos verdaderos: sencillez, determinación, ideal, fortaleza de alma, frugalidad, dignidad sin ostentaciones, disciplina, honor, orgullo sano y fecundo, insobornable deseo de vivir, categórico imperativo de soñar; en síntesis, El viejo y el mar es la medida de todo lo que el humano puede ser y hacer.

»Alguien podría decir que el protagonista de El viejo y el mar entra y sale de la trama sin pena ni gloria; sin embargo, ¿no transcurre la vida de la mayoría sin pena ni gloria, e incluso con más pena que gloria? Porque en honor a la verdad hay que decir que la grandeza de la vida no se mide por las impecables filigranas de una gloria aparentemente perfecta y redonda, sino por la perpetua voluntad de, como diría el pescador Santiago, hacer como humanos lo que podamos y como tales, y a pie firme, aguantar. Para comenzar, siempre, una vez más».

Colección: Códices (Ciencias Sociales)
ISBN: 99926-15-85-0
Primera edición, enero 1996, 132 pp.
L 100.00 / US$ 7.00