La adolescencia de Francisco Morazán

En la adolescencia, José Francisco tuvo que empacar algunas letras y comas para mudarse al pueblo de Morocelí con su familia.

De Tegucigalpa extrañaría las conversaciones sobre la independencia y las visitas a su tío político Dionisio de Herrera, quien también sabía contemplar la barriga luminosa de las ideas.

Pero en Morocelí escucharía historias contadas por viejos indígenas y esclavos negros que lo inspirarían a luchar por la igualdad.

Allí encontró valles para cabalgar, ríos para aprender a nadar y montañas verdes y tupidas de pinos para descubrir que la naturaleza es un libro abierto para todos los ojos.


Esta información la puede encontrar en:

Luvia de luciérnagas. La fantástica vida de Francisco Morazán, Equipo de Redacción de Editorial Guaymuras, , Editorial Guaymuras, Tegucigalpa, 2017.