Cap. III. Hacia la legitimación del continuismo

El 9 de abril de 1865 se convocaron elecciones para la Asamblea Constituyente, la cual se instaló el 7 de septiembre, bajo la presidencia del canónigo y doctor en Filosofía Florencio Estrada, diputado por Comayagua. La comisión redactora de la nueva constitución estuvo integrada por José María Rojas, Francisco Medina, Céleo Arias, Santiago Arriola y Valentín Durón. El 1 de febrero de 1866 Medina asumió el cargo de Presidente para un nuevo período que se extendería hasta el 31 de enero de 1870. En estas elecciones alcanzó un total 14.379 votos de los 19.402 sufragios emitidos; es decir, el 71.5% del total de votos contabilizados[1]; estos datos no sorprenden, puesto que responden a la tendencia que se había venido siguiendo. Antes de finalizar su mandato, el 5 de septiembre de 1869, repitió el ritual de separarse de la Presidencia aduciendo motivos de salud, y el cargo fue asumido por el segundo designado Francisco Cruz, entre el 5 de septiembre de 1869 y el 14 de enero de 1870. Desde enero del año anterior, las municipalidades habían iniciado un movimiento encaminado a lograr la reforma del artículo 33 de la Constitución que prohibía la reelección inmediata, para que Medina pudiera ser…