Zompopito y sus amigos – Guillermo Anderson

Un día, Guillermo se fijó en un zompopo que con gran trabajo cargaba un pétalo demasiado pesado para su cuerpecito, y se le ocurrió escribir un cuento para niños. Luego se enfermó y, aunque luchó por su vida como un valiente, murió el 6 de agosto de 2016. Se fue en un cayuco lleno de flores, pero dejó para las niñas y los niños un encarguito: Zompopito y sus amigos. Él ya no pudo verlo publicado, pero es seguro que se pondrá muy contento cuando sepa que este cuento anda de mano en mano y que ustedes cantan con él: Recuerden muy bien lo que les digo, ¡nada mejor que ayudar a los amigos! Guillermo Anderson Avilés, el ceibeño que con su música enalteció a Honduras, nació el 26 de febrero de 1962 custodiado por la montaña de Pico Bonito y mecido por el rumor del mar Caribe. Cursó la primaria en la Escuela Mazapán y se graduó de Bachiller en Ciencias y Letras en el Instituto San Isidro. En la Universidad de Santa Cruz, California, estudió Literatura Latinoamericana y, a la vez, desplegó su talento como actor, músico y compositor en prestigiadas compañías de teatro. Pero, convencido de que…