La adolescencia de Francisco Morazán

En la adolescencia, José Francisco tuvo que empacar algunas letras y comas para mudarse al pueblo de Morocelí con su familia. De Tegucigalpa extrañaría las conversaciones sobre la independencia y las visitas a su tío político Dionisio de Herrera, quien también sabía contemplar la barriga luminosa de las ideas. Pero en Morocelí escucharía historias contadas por viejos indígenas y esclavos negros que lo inspirarían a luchar por la igualdad. Allí encontró valles para cabalgar, ríos para aprender a nadar y montañas verdes y tupidas de pinos para descubrir que la naturaleza es un libro abierto para todos los ojos. Esta información la puede encontrar en: Luvia de luciérnagas. La fantástica vida de Francisco Morazán, Equipo de Redacción de Editorial Guaymuras, , Editorial Guaymuras, Tegucigalpa, 2017.

Tierras de pan llevar – Rafael Heliodoro Valle

Tierras de pan llevar es una colección de 61 relatos, la mayoría breves, que nos hablan de una infancia «con aroma de azahares» y de una Tegucigalpa «con neblina en los cerros y las calles lavadas por el aguacero». Sus páginas destilan nostalgia por el hogar y la tierra natal, por «¡tantas cosas de aquel entonces que ya no pueden ser!», pues no hay que olvidar que Valle las escribió en México, después de muchos años de vivir fuera de Honduras. Por este libro desfilan la exótica fauna de Honduras, la flora colorida y fragante, las frutas espléndidas, las tentadoras comidas tradicionales, los ritos religiosos, las costumbres y festividades, la lluvia de peces en Yoro, y las leyendas de seres imaginarios, como la Sucia y el Duende, los fantasmas y los ángeles, que aún habitan en estas tierras. Valle tampoco olvida, en este retrato de Honduras, incluir a personajes que dejaron su huella indeleble en la historia nacional: José Trinidad Reyes, Juan Ramón Molina, Froylán Turcios, José Joaquín Palma, Joaquín Soto, Terencio Sierra, y otros que, como el «Corta-cabezas», el filibustero William Walker y los caudillos fieros, dejaron una estela de devastación y dolor. Rafael Heliodoro Valle Hernández nació en…

Ramón Rosa: Plenitudes y desengaños – Leticia de Oyuela

La pretensión de esta obra es que las nuevas generaciones conozcan la personalidad de Ramón Rosa, un hondureño excepcional que nació en Tegucigalpa en 1848 y murió en 1893, antes de cumplir los 45 años. Compartió con su primo Marco Aurelio Soto la aventura de impulsar la Reforma Liberal durante siete años (1876-1883), en una Honduras que aún no salía del caos y la incertidumbre, pues había tenido quince presidentes en los catorce años previos a la llegada de los reformadores. Ramón Rosa fue un brillante intelectual, que muy temprano comprendió que la educación es el único camino que conduce al progreso y a la prosperidad de los pueblos. Por eso creó numerosas escuelas, dedicó especial atención a la formación de las mujeres y a la educación artística, y generó un clima propicio para la creación literaria y la investigación científica. La historiadora Leticia de Oyuela (1935-2008) supo comprender y plasmar en este libro la dimensión humana de Ramón Rosa, un hombre que siempre rindió culto a las ideas y a la razón, pese a sus triunfos y desengaños, y más allá de sus amores y antipatías. Colección: Códices (Ciencias Sociales) ISBN: 978-99926-33-67-0 Segunda edición, noviembre 2007, 96 pp. L…

Esplendor y miseria de la minería en Honduras – Leticia de Oyuela

Coedición con el Banco Central de Honduras. Esplendor y miseria de la minería en Honduras es un recorrido por el camino de la minería en Honduras y de su influencia en la conformación del pensamiento de sus pobladores. Parte del momento de la invasión europea en América y describe la conformación de los poblados y las formas de apropiación de la tierra, penetrando en las mentalidades que hicieron posible la traslación de ideas y tecnología del mundo europeo hacia este continente. Apoyándose en fuentes documentales, la autora demuestra que la industria extractiva fue fuente de grandes ambiciones, riquezas, despojos, odios y rencores, pero también el caldo de cultivo de un pensamiento criollista que, por la fuerza de los hechos, albergó sentimientos libertarios y antihispánicos, especialmente en la Alcaldía Mayor de Tegucigalpa. En la transición del siglo XX al XXI, cuando el país se enfrenta al colapso de sus recursos naturales renovables, este libro constituye un buen punto de partida para valorar la actividad minera en su justa dimensión, más allá del mito a que dio origen y en la perspectiva del bien común. Con este trabajo, la reconocida historiadora Leticia de Oyuela (Tegucigalpa, 1935) se hizo acreedora al Premio de…

De la adversidad a la gloria: una biografía de Lisandro Garay – José Valenzuela

Este libro se trata de un hombre que merece el homenaje de una biografía. Aquí se relata la vida del Capitán de Aviación Lisandro Garay (1899-1997), un hombre sencillo y esforzado, que intentó hacer un vuelo directo de Nueva York a Tegucigalpa, en la lejana década de 1930. Garay, alimentado por el anhelo de dar renombre a Honduras, se lanzó al espacio en el avión Lempira, que fue detenido por la adversidad en su ruta. Se cruzaron en el camino del hábil piloto muchos obstáculos. Lo hicieron víctima de tenebrosas intrigas y le formularon acusaciones terribles, hasta llevarlo a la desesperación. Este libro fue escrito por el historiador José Reina Valenzuela (1907-1996) en la década de 1980 y, por razones desconocidas, permaneció inédito por más de veinte años, hasta que dos acuciosos hondureños (Edgardo Alegría R. y José D. González) rescataron el borrador original de entre cientos de documentos y libros, que contenía la biblioteca privada del autor. Colección: Códices (Ciencias Sociales) ISBN: 99926-28-28-6 Primera edición, febrero 2003, 255 pp. L 140.00 / US$ 9.00

Historia mínima de Tegucigalpa: Vista a través de las fiestas del patrono San Miguel a partir de 1680 hasta finales del siglo XIX – Leticia de Oyuela

Son muchos los testimonios que nos hablan de Tegucigalpa como una ciudad digna de ser recordada. Aunque nunca tuvo un estilo definido, se fueron incrustando en ella las influencias de sus moradores venidos de distintas partes. Se sabe, por ejemplo, que el 29 de septiembre, día de San Miguel, era maravilloso. Los niños y campesinos recorrían las calles como únicos dueños y testimonio vivo de una fe popular que vio en la Iglesia la esperanza y el consuelo para una vida cotidiana llena de sacrificios. Posteriormente vendría el esfuerzo por «depurar» esa religiosidad popular, vertiente por donde se expresa ese torrente interno de identidad, que la idea de modernidad y progreso ha decantado poco a poco, hasta llevarnos a las condiciones actuales, en las que parece que nos avergonzamos de lo que somos y hemos sido. Historia mínima de Tegucigalpa, de la conocida historiadora e investigadora hondureña Irma Leticia Silva de Oyuela, busca colocar a la capital en un proceso más que histórico, cultural. Por eso es que apunta a las raíces mismas de la identidad tegucigalpense, removiendo la memoria histórica de todos aquéllos que, en algún momento, han sido protegidos por el Arcángel San Miguel. Colección: Códices (Ciencias Sociales)…