Zompopito y sus amigos – Guillermo Anderson

Un día, Guillermo se fijó en un zompopo que con gran trabajo cargaba un pétalo demasiado pesado para su cuerpecito, y se le ocurrió escribir un cuento para niños.

Luego se enfermó y, aunque luchó por su vida como un valiente, murió el 6 de agosto de 2016. Se fue en un cayuco lleno de flores, pero dejó para las niñas y los niños un encarguito: Zompopito y sus amigos.

Él ya no pudo verlo publicado, pero es seguro que se pondrá muy contento cuando sepa que este cuento anda de mano en mano y que ustedes cantan con él:

Recuerden muy bien lo que les digo,
¡nada mejor que ayudar a los amigos!

Guillermo Anderson Avilés, el ceibeño que con su música enalteció a Honduras, nació el 26 de febrero de 1962 custodiado por la montaña de Pico Bonito y mecido por el rumor del mar Caribe. Cursó la primaria en la Escuela Mazapán y se graduó de Bachiller en Ciencias y Letras en el Instituto San Isidro.

En la Universidad de Santa Cruz, California, estudió Literatura Latinoamericana y, a la vez, desplegó su talento como actor, músico y compositor en prestigiadas compañías de teatro.

Pero, convencido de que todo se puede hacer aquí, regresó a La Ceiba, fundó Colectivartes, compuso más de 300 canciones y, al ritmo de los tambores garífunas, recorrió Honduras y el mundo cantando las historias de la gente sencilla y pregonando los tesoros que guarda nuestro país.

Para él, todo era importante: la naturaleza, las mujeres, los garífunas, los migrantes, los marineros, los insectos y, sobre todo, los niños y las niñas. Por eso les hizo lindas canciones que los chiquitos y las chiquitas no se cansan de escuchar.

Colección: Pizpisigaña (Literatura infantil y juvenil)
ISBN: 978-99926-54-84-2
Primera edición, junio 2017, 30 pp. Con ilustraciones de Víctor Iván Rodríguez Molina
L 130.00 / US$ 8.00